Fabricamos tapones de plástico para diferentes productos como suavizantes, detergentes, fregasuelos y especialmente tapones para botellas y garrafas de lejía

La mayoría de los tapones para lejía son fabricados en plástico polietileno de baja densidad PEBD.

El proceso es bastante sencillo si contamos con la maquinaria correcta y el molde de inyección especialmente diseñado y fabricado para inyectar tapones de plástico.

La materia prima es una granza transparente de polietileno que se deposita en el contenedor de la máquina (inyectora), esta inyectora calienta a una temperatura de unos 150º la granza y la inyecta a presión sobre el molde cerrado que guía el plástico viscoso a través de los conductos para rellenar las cavidades de los tapones.

Tras una breve pausa de enfriamiento la máquina abre el molde y expulsa los tapones de lejía volviendo a su ciclo inicial.

Nuestra capacidad de producción varía según las necesidades de nuestros clientes, adaptándonos a cualquier forma y condiciones de entrega.

Tapones de plástico de cualquier color

La granza original que utilizamos para fabricar tapones de plástico es casi casi incolora, por lo que hay que añadir colorante hasta conseguir el color deseado.

Tenemos capacidad y recursos para fabricar cualqueir cantidad de tapones de plástico de cualquier color, pero hablando de tapones para lejía los mas utilizados son los colores azul y naranja.

 
 
 

Si tienes una fábrica de plásticos pero no inyectas tapones o simplemente te interesa subcontratar la producción de tapones te ofrecemos como fabricantes de tapones de plastico para botellas las mejores condiciones para que puedas ofrecer a tus clientes tapones de lejía al mejor precio y con una calidad asegurada

Si eres fabricante de productos químicos y fabricas botellas o garafas de lejía tienes aquí una oportunidad extraordinaria para conseguir los tapones al mejor precio posible.